Descripción

Tubérculo comestible de piel fina y nudosa, de forma alargada e irregular, su color es marrón por fuera y marfil por el interior. Tiene una textura crujiente y jugosa. En la cocina es buen sustituto de la papa, pero a diferencia de esta el topinambur sí puede consumirse en crudo.